El alumnado de bachillerato protagoniza una sesión "emocionante" en la Facultad de Ciencias de la Educación

INTELIGENCIA EMOCIONAL EN EL IES ALCARIA 

Se dice, se comenta, se rumorea, que la inteligencia emocional puede ser nuestra mejor mochila para caminar por la vida, al brindarnos más posibilidades de crecimiento personal y profesional y de llegar a nuestros objetivos sin morir en el intento. Sin embargo, los planes educativos no contemplan un espacio lectivo donde abordarla para un desarrollo integral del alumnado como una materia más del currículo. En el IES Alcaria hace tiempo que le hicimos sitio: diez años ha cumplido la asignatura “Habilidades Sociales y Emociones” de 1ºESO, y ahora nace la optativa “Inteligencia Emocional” en bachillerato.

Aquí seguimos, fortaleciendo las competencias sociales y emocionales de nuestros adolescentes, que van creciendo,aprendiendo, descubriendo, entrenando e incorporando nuevos recursos en sus mochilas para poder elegir el más adecuado a medida que les vayan haciendo falta, e intentar así la mejor versión de ellos mismos allí donde vayan. Y en todo este proceso tan emocionante, hemos pensado que lo que pasa en clase no se quede en clase… ¡queremos contagiar! Por eso, el pasado día 7 de febrero, la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla abrió sus puertas a un grupo de alumnos y alumnas del IES Alcaria para compartir de primera mano su experiencia. 

En el Curso de Extensión Universitaria “Inteligencia Emocional: la práctica de las habilidades sociales y emocionales en la educación”, impartido por Yolanda Fernández Cacho, profesora de la asignatura en este centro de secundaria, los alumnos de 1º de bachillerato
Álvaro Escacena, Antonio Luis Núñez y Luis Tristancho explicaron a los asistentes (profesores, abogados, pedagogos, administrativos…) qué está significando este aprendizaje en su vida personal y académica. Con soltura, naturalidad, claridad y simpatía llegaron hasta el infinito y más allá del aula: EMOCIONARON. De vuelta, se llevaron una buena lista de agradecimientos, palabras generosas y el aplauso cálido de quienes continuamos llenando nuestras mochilas para seguir caminando disfrutando del paisaje.

GRACIAS por vuestro entusiasmo, motivación, esmero y cariño.
ENHORABUENA, estuvisteis geniales.
Sencillamente maravilloso.
¡Seguimos!