miércoles, 30 de noviembre de 2016

OFRENDA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO



DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO 2016

           
La violencia de género sigue siendo uno de los principales problemas de nuestra sociedad. En lo que va de año, 40 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas en nuestro país. Por ello, como cada año, en el IES Alcaria trabajamos para que ese día sea una jornada de reflexión en la que tomar conciencia de la difícil situación que nos rodea.

Este año hemos querido tratar el tema utilizando nombres reales. Es una manera de acercarnos a las víctimas, una manera de hacer ver que, aunque las noticias que leemos en los periódicos o vemos en la televisión nos parecen muy lejanas, son mujeres reales, con un nombre real y una vida real.

Gracias a la colaboración de alumnos  y profesores, especialmente a la de nuestra compañera Mari Carmen Bonilla, este año se ha montado una instalación que recibe el nombre de “El mapa de la vergüenza”. En este mapa, los lazos negros representan los casos de violencia de género que han tenido lugar a lo largo del año 2016. Los lazos violeta, que han ido colocando los alumnos de 1º y 2º de la ESO a lo largo de la jornada, simbolizan el apoyo a las víctimas y la esperanza de que, algún día, el negro desaparezca de ese mapa.

Junto a este mapa, encontramos otra instalación “OFRENDA. UNA INSTALACIÓN CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO”, un proyecto ideado por la profesora MAYALEN PIQUERAS CALERO, y desarrollado con el alumnado de 3º de ESO dentro de la signatura optativa de Taller de Cerámica. El objetivo del mismo es hacer una ofrenda a las mujeres que han sido asesinadas por violencia machista y que sirva de reflexión a los visitantes sobre “el vacío que han dejado las mujeres a las que se han arrancado de la sociedad violentamente por el único pecado de haberse enamorado de la persona equivocada” (según nos explica su autora).

La instalación nació con carácter itinerante para que institutos o instituciones la mostrasen en memoria de las víctimas con el propósito de que “los zapatos fueran gritando en las conciencias y corazones de much@s en distintos lugares”.

Hoy la mostramos en nuestro centro gracias a la genialidad y generosidad de nuestra compañera Mayalen. Mil gracias.